Cómo potenciar la educación virtual en momentos de crisis

En estos momentos, donde estamos viviendo esta situación tan difícil con la epidemia que está provocando el COVID-19, en muchos países se está orientando la enseñanza y el aprendizaje en línea. La tecnología es una aliada importante si sabemos utilizarla bien. Hay maravillosos recursos y herramientas disponibles en la web. Muchos expertos en educación digital están publicando información relevante para ayudar a la labor docente. En este sentido, me sumo a estas iniciativas para compartir algunas ideas y reflexiones con el propósito de abonar a este esfuerzo enorme que harán docentes y estudiantes.

En este post compartiré algunas ideas sobre la planificación de las clases y en posts sucesivos les compartiré una serie de recursos y herramientas que pueden ser útiles a docentes y padres y madres de familia.

6 pasos clave para planificar e implementar su clase en línea

1

Defina los objetivos de aprendizaje que quieres desarrollar, es decir, qué quieres que sepan sus estudiantes a través de esta lección o unidad de estudio, qué saberes, capacidades, habilidades, actitudes y competencias pretendes que desarrollen.

2

Seleccione los contenidos a desarrollar en relación con los saberes, habilidades, actitudes y competencias a desarrollar. Enfóquese en lo esencial.

3

Seleccione los materiales de estudio. Pueden ser videos, textos, imágenes, gráficos relacionados a las temáticas de estudio. Estos materiales pueden ser útiles para activar los conocimientos previos de los estudiantes, para profundizar en los contenidos de estudio, para presentar explicaciones, reflexiones, motivarlos a pensar y a analizar sobre los contenidos.

Muchos materiales pueden ser adaptados, según sus necesidades docentes y los contenidos seleccionados. Puedes agregar una guía, preguntas de análisis, seleccionar un video y agregar preguntas utilizando aplicaciones para generar videos interactivos.

4

Seleccione las herramientas virtuales que utilizará para desarrollar las actividades de aprendizaje. Pueden ser aplicaciones digitales, recursos educativos abiertos (ver más abajo un listado de recursos disponibles), simuladores, lecciones ya diseñadas que están disponibles en portales especializados, etc.

5

Diseñe la actividad que deben realizar los estudiantes para aprender. Tenga mucho cuidado de no planificar una actividad o una serie de actividades que impliquen una gran cantidad de tiempo del estudiante, porque recuerde que ellos deben realizar actividades de varias asignaturas. Tampoco oriente una actividad demasiadamente compleja que no podrá realizar solo en su casa. Piense también en actividades que pueden ser realizadas por pareja, utilizando las herramientas que facilitan el trabajo colaborativo.

6

Comuníquese de manera clara y fluida con sus estudiantes:

Suba las orientaciones y los materiales en la plataforma. Redacte las orientaciones de estudio y actividades con claridad, objetividad, explicando en detalles qué quieres que aprendan, cómo van aprender, qué materiales van a utilizar, qué actividades de aprendizaje realizarán y cómo será evaluada la actividad. Las instrucciones deben ser clarísimas y muy detalladas.

Responda a las dudas de sus estudiantes en tiempo y forma. Esté atento a sus dudas y preguntas y responda con claridad, de preferencia en el espacio de la plataforma de aprendizaje que está utilizando donde todos pueden leer las dudas y respuestas. La duda de uno puede ser la duda de varios. La planificación de una videoconferencia para atender dudas puede ser muy útil y de paso ayuda a que los y las estudiantes se comuniquen y pueden platicar como si estuviesen en clases presenciales. Se ha mostrado que esta relación directa es muy importante, principalmente para los jóvenes.


Retroalimente a sus estudiantes lo más pronto que sea posible. Utilice la rúbrica para que ellos sepan cuáles son los criterios de evaluación.

Utilice varios medios de comunicación con sus estudiantes: plataforma virtual, videoconferencias, videos explicativos pregrabados, foros.

Debemos de estar conscientes que es más difícil estudiar solo en su casa. Hay que tomar en cuenta la situación inusual que estamos viviendo todos. Las actividades que orienten a sus estudiantes deben estar relacionadas con las habilidades y saberes que quieren desarrollar. Redacten instrucciones claras, actividades con sentido, el tiempo de realización debe ser factible (no demasiado largo), hagan indicaciones acerca de cómo se evaluarán las actividades (fecha de entrega incluida) y presten atención a las dificultades que puedan tener sus estudiantes y respondan sus dudas. No es fácil estudiar desde casa, mucho menos para niños y niñas. La flexibilidad es muy importante en este momento. La comunicación fluida también.

Es bueno que vean videos grabados por sus docentes, animándoles y dando breves explicaciones y recomendaciones. Por ende, hagan pequeñas grabaciones de 2 a 5 minutos como máximo. Sus estudiantes deben sentirse acompañados por sus profesores, profesoras y colegas. Recuerden que deben también dedicar tiempo para leer, jugar, descansar, entretenerse, así que no exageremos con las tareas, es mejor poco y con calidad.

Sobre la evaluación, sugiero centrarse en la evaluación formativa y en la retroalimentación de las actividades orientadas. No es momento para pruebas y exámenes. Lo importante es que realicen bien las actividades y que sean actividades de calidad, que les motive y les ayude a aprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s