Educar para el cuidado en entornos virtuales

Imagen de Sasin Tipchai – Pixabay

En 2009, Leonardo Boff (teólogo brasileño) y Bernardo Toro (educador y filósofo colombiano) nos regalaron un hermoso texto, titulado Saber cuidar: el nuevo paradigma ético de la nueva civilización. Nos enseñan que

Saber cuidar se constituye en el aprendizaje fundamental dentro de los desafíos de supervivencia de la especie porque el cuidado no es una opción: los seres humanos aprendemos a cuidar o perecemos. Dentro del actual contexto global del planeta y de las sociedades, el cuidado es y será el nuevo paradigma ordenador y orientador de la política, la ciencia, la economía, la empresa, la educación, la estética, la vida cotidiana… El cuidado tiene múltiples dimensiones: cuidar de sí mismo, de los cercanos, de los lejanos, de los extraños, del planeta, de la producción, del consumo, etc.”

Hoy, en medio de la pandemia en que vive todo el planeta, saber cuidar es más relevante que nunca. De manera especial, los y las educadores (padres, madres, profesores y profesoras) tenemos grandes retos.  Uno de ellos es enseñar a nuestros estudiantes a cuidar a sí mismos, a los demás, al medio ambiente, a todo lo que lo rodea. Si de las crisis podemos aprender muchísimo, de esta crisis estamos aprendiendo que no la superaremos solos, que dependemos de los demás, que la colaboración y la compasión nos une y nos hace ser más fuertes, que en la medida en que nos cuidamos también estamos cuidando a los demás.

En nuestras redes sociales recibimos mensajes y canciones de esperanza basadas en el cuidado del bien común, testimonios de personas corajosas y profundamente generosas que están cuidando a otros, como el personal de salud, servicio básico, alimentación y tantos miles de personas que están trabajando para que podamos comer, sanarnos, aprender, trabajar, seguir viviendo.

Estamos presenciando iniciativas maravillosas de personas que ofrecen su saber y sus talentos para cuidar a otros: psicólogos que se ponen a la disposición de atender gratuitamente a aquellos que lo necesitan, científicos que están ideando maneras de construir respiradores a bajo costo para los hospitales, músicos y escritores que ponen su arte a la disposición de todos para mantenernos con esperanza, empresas que han dispuesto su tecnología y fábricas para producir alcohol gel, respiradores o mascarillas y un largo etc. de personas e instituciones que están revelando su faceta más noble y humana en pro del bien común.  

Los educadores no se quedan atrás. Están reinventándose para poder enseñar a distancia. Sin duda, para algunos es mucho más difícil que para otros, dadas las circunstancias diversas y desiguales, pero todos están aportando para que niños, niñas y jóvenes de todo el mundo puedan seguir aprendiendo. Su labor es admirable y la colaboración entre aquellos que tienen más experiencia para ayudar a aquellos con mayor dificultad es clave.

En este contexto, quiero destacar la importancia de educar a los y las estudiantes en el cuidado de los demás en los espacios virtuales en que muchos de ellos se mueven para aprender. El respeto, la colaboración mutua, el interés genuino por aprender y por enseñar a aquellos que necesitan apoyo, el diálogo fraterno, las relaciones incluyentes, deben hacer parte de su manera de actuar. Para ello, es esencial educar la autorregulación de cada uno.

“La autorregulación es la capacidad de darse orden a sí mismo para poder ser libre. La libertad no es posible sino en el orden, pero el único orden que produce libertad es el que uno mismo construye en cooperación con otros para hacer posible la dignidad de todos. La autorregulación, teniendo como norte ético los derechos humanos, es el fundamento de la ciudadanía y de la participación social. Saber cuidarse y cuidar a los otros requiere de personas que saben autorregularse para cuidar la dignidad de todos” (Boff & Toro, 2009).

¿Por qué cuidar? Porque todos necesitamos ser cuidados, todos merecemos ser tratados con dignidad y debemos aprender a cuidar el planeta, nuestra casa común.

Cuidar es actuar de tal manera que las consecuencias de nuestras acciones afecten positivamente a nosotros y a los demás.

El mundo digital es parte del mundo real y, por lo tanto, es un espacio donde debemos cuidarnos y cuidar a otros. En este momento, donde docentes y estudiantes están sumergidos en la enseñanza y en el aprendizaje virtual, vale recordarles sobre la importancia de nuestro actuar ético. Muchos han escrito sobre esto, por ello, les comparto:

10 cuidados que debemos tener al interactuarnos en los espacios virtuales

  1. Sea cortés y amable en el trato con los demás. Aunque no vemos las caras, cada persona que recibe nuestros mensajes es un ser humano que merece respeto.
  2. Muestre siempre tu lado más amable en todas las interacciones.
  3. Respete y hazte respetar de manera asertiva y educada.
  4. Respete la privacidad de los demás. No comparta fotos, textos, audios, videos de otras personas.
  5. Ponga a la disposición de tu comunidad virtual tus saberes y conocimientos. Apoya a tus compañeros en su aprendizaje.
  6. Ayude a mantener un ambiente sano, educativo y fraterno en los debates virtuales.
  7. Revisas lo que escribes antes de publicar y asegúrese que tu mensaje es positivo y constructivo.
  8. Aporte, participe, pregunte, con claridad y libertad.
  9. Motívese por aprender y ampliar tus conocimientos, sé disciplinado y perseverante.
  10. Sé honesto en todos los trabajos que realizas. Respete los derechos de autor y da el crédito correspondiente al trabajo de los demás.

Entre tantos mensajes que he recibido en estos días sobre reflexiones alrededor de la crisis sanitaria que estamos presenciando en todo el mundo y sobre nuestra actitud frente a esta crisis, me emocioné profundamente al ver un video realizado por el Colegio Tarbut, de Argentina. Cuenta cómo los docentes están dando lo mejor que pueden para mantener la escuela abierta y hace un pedido especial a los estudiantes de todo el mundo, en este momento tan difícil que nos está tocando vivir. Vale la pena ver y compartirlo con nuestros y nuestras estudiantes.

Referencias bibliográficas

Boff, L. & Toro, B. (2009). Saber cuidar: el nuevo paradigma ético de la nueva civilización. Disponible en https://docplayer.es/12392186-Saber-cuidar-el-nuevo-paradigma-etico-de-la-nueva-civilizacion.html

Camuse, R. A. (2010). Code of Ethics, Online Learners and Teachers. Wilkes University. Recuperado de http://es.slideshare.net/rcamuse/code-ofethics-for-online-learners-and-teachers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s